jueves, 5 de junio de 2014

Anís del mono: El anís de toda la vida

Anís del mono: el anís de Badalona

Hola buscadores,

Hoy vengo a hablaros de Anís del mono, pero supongo que todos lo conoceréis en mayor o menor medida. Esta es una de las marcas de toda la vida, yo en casa desde pequeña he crecido con una botella en el armario del comedor, no es que se utilizara todos los días, pero sí que en ciertos postres (como los rollos fritos con anís que hacíamos) y a veces con un poco de hielo se abría la botella y me dejaban olerlo y es un aroma que de siempre me ha gustado, y las bolas de anís han sido de mis chucherías favoritas.

Hasta en el colegio para cantar villancicos recuerdo ir con la botella de Anís del Mono y una cuchara para hacer percusión....


El origen

La historia de Anís del Mono comienza a finales del siglo XIX y está construida de anécdotas y de inspiraciones llegadas de distintas partes del mundo.
La primera de ellas es el origen de su nombre: Vicente Bosch, el creador de Anís del Mono, recibió en una ocasión como regalo de negocios un simpático monito proveniente de América, el cual acabó bautizando a la marca.

La historia que inspiró al diseño de la botella fue bastante más romántica. El propio Bosch andaba buscando un regalo especial para su mujer y fue en la plaza Vendôme de París donde encontró el perfume perfecto y, en él, la inspiración para su botella de corte adiamantado que se ha convertido en estándar de la categoría.

La etiqueta de la botella también encierra algunas curiosidades que hacen de ella todo un símbolo de identidad, como el error ortográfico de destillación y que todavía hoy se mantiene. Pero quizás lo más significativo sea el rostro del propio mono: sus rasgos humanoides están basados ¡en el mismísimo Charles Darwin! Sin duda un guiño al debate de aquella época sobre la teoría de la evolución.

Gracias a ellos he podido volver a mi infancia con esta botella de Anís del mono:


Plátanos rebozados con un toque de Anís del Mono


Os voy a dejar esta deliciosa y a la vez sencilla receta, seguro que a vuestros invitados los dejáis con la boca abierta :) Es ideal para cuando nos quedan los plátanos blandos y no sabemos qué hacer con ellos

Ingredientes:

  • 1 huevo
  • 2 plátanos maduros (yo al final he hecho 3 pero se pueden hacer mientras quede masa)
  • un poco de harina
  • un poco de leche
  • una pizca de canela
  • una pizca de azúcar avainillada
  • un chorrito de Anís del Mono.


 Preparación:

 Lo primer que hacemos en batir el huevo, añadir un par de cucharadas soperas de leche, echar harina hasta que espese.

Añadimos una pizca de canela y el azúcar avainillado, las cantidades depende del sabor que queráis obtener... no me gusta abusar de estos sabores porque el plátano ya tiene bastante sabor.


 Importante que le echemos el toque de Anís del Mono, siempre y cuando no haya niños que vayan a comer, este toque le va a dar el toque dulzón tan característico del anís.


Ponemos a freir aceite de girasol o de oliva suave bastante para que no pegue a la hora de freirlos.

 
Rebozamos los plátanos con la masa anterior, por una parte y después por la otra y los ponemos en el aceite una vez caliente.


Los tenemos que freir por ambos lados hasta que estén bien dorados, a fuego suave para que no se quemen.


Los sacamos y están listos para que nos los comamos.... podemos servirlo con un poco de nata (como lo he presentado yo) o bien con miel, yogur o helado... a gusto del consumidor.
 

 Pues esta es mi receta de hoy, ha sido terminar de hacer la foto y hemos tenido una merienda perfecta ^_^

¿Habéis comido alguna vez plátanos rebozados? ¿Os gusta el toque del anís en vuestras recetas?

Os dejo donde podéis obtener más información de Anís del mono:

Web: http://www.anisdelmono.es/
Facebook: https://www.facebook.com/anisdelmono

10 comentarios:

  1. Parece una receta facil y lo rico que debe estar. Menuda pinta. A ver cuando me pongo manos a la obra.

    ResponderEliminar
  2. Que rico y digestivo el anís del mono!! A mi me encanta el sabor que le da a las rosquillas. Esta receta no la conocía, pero me la apunto. Muchas gracias!!

    ResponderEliminar
  3. muy rico anis del mono, lo hemos utilizado siempre para hacer unos roscos, me apunto la receta tan rica, muchas gracias

    ResponderEliminar
  4. ala q pinta tiene tu receta madre miaa nunca m lo habia imginado!! y kien no va a conocer anis del mono desd ace años es una marca prestigiosa jijij ademas tipico pa darle saborcito a las roskillas mmmm

    ResponderEliminar
  5. que buenaaa tu receta!!!! en casa de mi madre me encantaba,siempre la veia alli cuando nos hacia y hace las rosquillas,una marca de confianza,graciasss

    ResponderEliminar
  6. La verdad es que efectivamente yo creo que todos hemos oído hablar del anís del mono, aunque sea por la típica frase, pero yo creo que la mayoría, al menos yo, no conocíamos la historia de su nombre y el diseño de su botella y además he de reconocer que esa receta de los plátanos tiene una pinta exagerá de wena!!!... :)

    ResponderEliminar
  7. Es una marca de toda la vida, En casa ya veia a mis abuelas usarla para los Roscos Y pestiños Navideños, yo misma la he usado para las empanadillas de hojadre y cidra, y en las rosquillas de viento.La receta del los platanos me la apunto .

    ResponderEliminar
  8. Me apunto la receta conocia el anis del mono pero no lo habia probado pero la recetita la probare a ver que tal pero muy buena pinta en facebook Morenika J.Lorenzo

    ResponderEliminar
  9. hace tiempo que no me tomo una copita, la fabrica estaba en badalona al lado del mar y la estacion de tren, cuantas veces la he visto pasar con el tren o caminando por el paseo, no se si estara todavia

    ResponderEliminar